^ TOP BACK

Historia

Después de alrededor de dos años de disputar sólo partidos amistosos, en 1928, el Club Universitario de La Plata fue aceptado por la Rugby Union, siendo sus padrinos el Club Universitario de Buenos Aires (CUBA) y el Club Atlético de San Isidro (CASI).

Los inicios se debieron a que "en el Colegio Nacional el profesor de gimnasia don Benigno Rodríguez Jurado, militante por ese entonces en la Primera división del Club Universitario (CUBA), difundía las reglas del rugby entre un grupo de noveles aficionados. Ese fue el comienzo del que ahora es el Club Universitario de La Plata, equipo sin disputa, el mejor que poseemos, en lo que a técnica respecta" (Diario El Día del 17 de agosto de 1928).

Recién a comienzos de 1959, el gobierno de la provincia de Buenos Aires le otorga al Club Universitario tierras en Manuel B. Gonnet, lugar en donde actualmente se edifica la sede deportiva. De allí en más, los equipos de rugby consiguieron su casa propia, dejando así de alternar sus partidos como local en las canchas del Colegio Nacional y el Estadio Provincial.

El rugby en el club continuó su crecimiento, con etapas mejores que otras, logrando pelear distintos campeonatos. Producto de algunas disputas internas y de diferencias ideológicas, durante esos años se produjeron distintos alejamientos de jugadores del plantel de Primera, algunos de los cuales continuaron jugando en otros clubes de la ciudad.

En la década de 1970, apareció en Universitario el rugby infantil, producto de promociones en los colegios de la zona y del trabajo denodado de jugadores del club. Así fue como en esos años se formaron todas las divisiones desde la predécima a la sexta, de donde surgirían los futuros jugadores de la Primera.

En 1982 se produjo un quiebre y la consecuente obligada reestructuración, debido al retiro de varios de los jugadores más experimentados, sumado a una arbitraria suspensión interna. A partir de allí, en los años 83/84 se produce una especie de resurgimiento del club, apoyado esto en algunos jugadores con algo de experiencia y en las camadas que tuvieron que subir a la Primera ante esta situación.

En la década del 80 y principios de los 90 se pudo observar a Universitario disfrutar de algunos ascensos, como así también sufrir pérdidas de categoría. A mediados de los 90, la Primera del club consigue estabilizarse en la segunda división, pasando fugazmente por la máxima categoría en el año 96, producto de una reestructuración de la entonces recientemente formada Unión de Rugby de Buenos Aires.

A partir de entonces Universitario estuvo por momentos cerca de ascender a Primera pero no logró hacerlo hasta el año 2004, cuando finalmente pudo acceder a la máxima categoría por propios méritos, después de un esforzado proceso de entrenamiento.

En el año 2005 la Primera del club pudo medirse con los mejores equipos de la URBA y demostró que podía jugar en esa categoría, pero por muy poco no pudo lograr la permanencia y se vio obligada a volver al Grupo II, donde se mantuvo hasta la actualidad.